15 de octubre del 2000
Preguntas y Respuestas
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Buzón
  Al DIA
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Exclusivo para la red
  Análisis
  Grandes Plumas
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
  Servicios
  FAQ
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 

Eduterra
Proyecto educativo

Eduterra

 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Entrevistas


Roberto Gómez Bolaños
Roberto Gómez Bolaños, creador del ya legendario Chavo del Ocho, ese niño pobre mexicano que cautivó durante décadas al público latinoamericano, comparte con Tierramérica algunas de sus preocupaciones sobre la situación de los recursos naturales de La Tierra.

Uno de los más grandes humoristas de México abordó con seriedad algunos problemas que aquejan al medio ambiente en el mundo.

1. ¿Si estuviera en sus manos, qué problemas ambientales resolvería?
- La contaminación, la tala inmoderada de bosques y el cuidado del agua.

2. ¿Erradicaría el uso de energía nuclear?
- Primero inventaría algo mejor para poder erradicar la energía nuclear. Ahora es muy útil y, pese a todos los riesgos, subsiste.

3. ¿Qué medida práctica recomienda para cuidar el agua?
- Ese líquido es un tesoro. Podemos colocar una cubeta debajo de la ducha mientras se calienta el agua de baño, para aprovechar esa agua en otra cosa.

4. ¿Considera el consumo de alimentos transgénicos un tema que compete sólo a ecologistas y empresarios?
- Nos compete a todos. Si no lo consideramos hoy, la factura llegará mañana a un precio demasiado alto.

5. ¿Cómo visualiza el mundo que heredará?
- Un mundo a tiempo aún de salvarse. Debemos sanar sus heridas ecológicas.




Copyright © 2000 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados